Menú principal

sábado, 4 de diciembre de 2010

¿El malvado Steve Jobs?

La imagen de Steve Jobs, así como la de los grandes genios de la era de la información, es controvertida donde las haya. No se puede tener un impacto tan grande en la sociedad como el que ha generado Steve Jobs y dejar indiferente a propios y extraños.

Para muchos Steve Jobs es el genio maligno y controvertido que obligaba a sus trabajadores a volcarse en los proyectos, tal y como describía la película de "Piratas de Silicon Valley", ese ser maquiavélico, gritón y malhumorado que Wozniak describe en los pasajes del libro iWoz, en el que cuenta las artimañas empresariales que llevó a cabo con el famoso mando a distancia. Algunos lo verán cuasi como el malvado señor Burns de los Simpsons.

Otros, verán en Steve Jobs a ese hombre capaz de defender sus ideas más allá de toda oposición, como en el caso en que Microsoft "le robó" Halo y se revolvió como gato panza arriba consiguiendo que Steve Ballmer cediera. O en la historia del diseño de la placa madre de Apple, donde insistió en gastar otros 5.000 dolares con el único objetivo de conseguir que fuera más bonita.

Esa obsesión por el diseño que ha puesto a la compañía Apple como un paradigma del arte en la tecnología, haciendo rompedores conceptos que previamente no habían triunfado, y que incluso él había criticado, como en el caso de las netPC y Mac Book Air. No es de extrañar que hoy en día se acaben pagando cantidades indecentes de dinero por los primeros diseños de Apple, como en el caso del Apple I que alcanzó los 200.000 USD. No es de extrañar que el propio premio Nobel de la Paz y presidente de los Estados Unidos de América, Obama, se quisiera reunir con él para hablar de Economía.

En nuestro caso concerto, Steve Jobs siempre permanecerá recordado en la parte más interna de nuestra retina en el aquel famoso discurso que dio en la Universidad de Stanford en el que nos permitió ver al hombre, y a las ideas que van detrás de todos sus actos. Con sus grandezas y sus debilidades, con sus éxitos y sus fracasos, en el que se permitió, en plena confesión, mofarse de Microsoft.

A ese hombre que pudimos ver trabajando en su casa por las fotos que se hicieron públicas de su oficina personal.

A día de hoy, Steve Jobs es de los pocos de su generación que continua cambiando el mundo en su sector. Otros como Bil Gates lo dejaron para intentar cambiar el mundo desde otra posición, o como Wozniak, que se dedica a salir en la Tele. Steve Jobs, sigue así por muchos años, no cambies. ¿Y a ti? ¿qué opinión te merece?

3 comentarios:

  1. Yo me quedo con la imagen de la caricatura: cuando sea más mayor (si es que llega a serlo, porque está bien cascado) será el señor Burns de los Simpson. Eso sí, con vaqueros y jersey negro de cuello alto.

    ResponderEliminar
  2. "Wozniak, que se dedica a salir en la Tele" en serio, sólo hace eso??? va a ser que no, por favor, informaos antes de escribir paridas

    ResponderEliminar
  3. @pepe, no simplifiques el post. Intenta comparar a Steve Jobs con Steve Wozniak en su forma de ser, no en sus méritos..

    Saludos!

    ResponderEliminar

Artículos relacionados

Otras historias relacionadas

Entradas populares