Menú principal

sábado, 27 de mayo de 2017

Susan Kare, la creadora de los iconos del Macintosh que humanizó los ordenadores

En los primeros ordenadores personales, la línea de comandos era la única vía de interacción con el sistema. No había entornos gráficos hasta que apareció el famoso Apple Macintosh en 1984, después de que Apple copiara la idea del ratón y el entorno Xerox (creada por el genio Doug Engelbart) y la hiciera el estándar de sus nuevos ordenadores. Hoy día todo esto nos parece algo natural, usar iconos, escribir con un tipo de letra, etc. Pero posiblemente nada seria igual sin la influencia de Susan Kare

Los primeros iconos fueron creados por el mítico equipo de Xerox PARC y los utilizaron en la GUI (User Graphics Interface) del ordenador Alto. Pero su apariencia, a pesar de ser revolucionaria, no era muy amigable. Cuando en una de sus famosas visitas a Xerox, Steve Jobs vio este entorno gráfico, le impresionó tanto que llegó a decir: “...todos los ordenadores trabajarán de esta forma algún día”. Esto marcó todo el desarrollo de los nuevos ordenadores en Apple, y en concreto el Lisa y el Macintosh. En sus primeras versiones de su nuevo sistema operativo, Apple utilizaba prácticamente los mismos iconos de Xerox. Pero todo cambio cuando la joven Susan Kare se unió al equipo de Macintosh en 1982.

Figura 1: iconos originales de Xerox. Fuente.

Susan Kare nació en 1954 en Ithaca, Nueva York. Se licenció en la NYU (New York University) con un doctorado en Arte y su primer trabajo fue en la Costa Oeste, en el Fine Arts Museum de San Francisco. Un día recibió una llamada de un amigo suyo llamado Andy Hertzfeld (programador de gran parte del Sistema Operativo Macintosh) para contarle que en la empresa Apple, estaban buscando un diseñador gráfico para su nuevo sistema operativo: Mac OS.

Figura 2: icono bomba (fallo de sistema) y editor de icono creado por Andy Hertzfeld. Fuente.

El primer trabajo de Susan en Apple fue crear los iconos y tipos de letras básicos para el entorno gráfico (Susan estaba entre los seis primeros empleados del equipo creado por Jobs para el Macintosh). En aquella época no existía ninguna herramienta genérica para crear o manipular los pixeles, así que su amigo Andy Hertzfeld le preparó una para crear los iconos y las fuentes de letras (posiblemente uno de los primeros editores de pixeles de la historia), generando automáticamente los códigos hexadecimales equivalentes. Gracias a esta herramienta, Susan no tuvo que preocuparse de los detalles técnicos y así pudo centrarse en crear su arte.

Con Steve Jobs como jefe y su conocida afición a la caligrafía, no sería tarea fácil crear nuevos tipos de letras. Por lo tanto Susan compró un bloc de notas con cuadrículas y empezó a crear diferentes formatos de tipos de letras un poco más sofisticados, añadiendo más espacios entre ellas, resaltando los bordes, añadiendo el tipo cursiva, tipo negrita lo cual terminó dando un aspecto más artístico a los textos mostrados en pantalla. Este fue el origen de algunos tipos de letras (“fonts”) que aún usamos actualmente como: Chicago, New York, San Francisco, Mónaco o Génova.

Figura 3: cuaderno utilizado por Susan para crear sus diseños de iconos. Fuente.

Además, usando la misma técnica, se dedicó a diseñar diferentes tipos de iconos que representaban específicamente una acción en pantalla. De hecho ella es la responsable de iconos tan conocidos hoy como la papelera de reciclaje, las tijeras para cortar un texto/imagen, el cubo de pintura, el Mac feliz (que apareció en las pantallas de todo usuario de Macintosh durante 18 años), el símbolo de la tecla “Command” de los Macintosh, el reloj que aparece mientras el ordenador está realizando un acción, la “bomba” que indica un fallo total de sistema, y un largo etc. Además de los tipos de letras y los iconos, también diseñó el formato de las ventanas, bordes, etc.

Figura 4: algunos de los iconos más famosos creado por Susan Kare. Fuente.

Como todos sabemos, trabajar con Jobs no era fácil. Susan comentaba que nunca le mostraba un único diseño a Jobs porque sabía que automáticamente diría que no le gustaba, que se podía hacer mejor. La forma de evitar esta respuesta era ir con varios diseños diferentes y decirle que eligiera uno de ellos. Andy Hertzfeld cuenta también que un día vio a Susan trabajando en su cubículo en un icono para Steve Jobs. No era sencillo crear un icono que representara a Jobs en sólo 32x32 pixeles en blanco y negro pero ella lo consiguió, capturando mucho de su personalidad y haciéndolo reconocible inmediatamente. Cuando se lo enseñó a Jobs todos esperaban una reacción negativa pero fue todo lo contrario, le encantó. De hecho todos en el equipo Macintosh querían quedar inmortalizados en un icono (eran un símbolo de estatus en la empresa).

Susan fue una de las elegidas que acompañó a Steve Jobs en su aventura con la empresa NeXT. También diseñó iconos para Windows (por ejemplo el icono del Bloc de Notas y el del Panel de Control), IBM OS/2, logos para muchas “startups” e incluso creó diversos productos para el MOMA. Actualmente tiene su propia empresa de diseño en San Francisco donde ella es la única diseñadora. Los productos estrella que vende son grabados firmados que pueden variar entre los 99$ y los 500$ (el famoso Clarus the DogCow, un icono de la colección de fuentes llamada “Cairo”, es el más vendido de todos)

Figura 5: icono de Steve Jobs creado por Susan Kare. Fuente.

Pero realmente, el gran logro de Susan fue pensar en cada icono como la representación comprensible e intuitiva de una acción concreta (por ejemplo, tijeras igual a cortar). Todo este trabajo de diseño, ha sido la semilla que ha ido dando forma poco a poco al escritorio gráfico tal y como lo conocemos a día de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Proteger tu cuenta de Google y de Gmail con Latch Cloud TOTP #Latch #Gmail #Google

La semana pasada se liberó la nueva versión de Latch y nuestro compañero Chema Alonso hizo un repaso de todo ello en su artículo Latch ...

Otras historias relacionadas

Entradas populares