Menú principal

sábado, 29 de septiembre de 2012

Ladrones de iPhones & iPads: Una plaga extendida

Los smartphones, y en especial los terminales iPhone y las tabletas iPad, se han convertido en un objeto de deseo para los ladrones. La Policía de Nueva York los define como magnet for crime, y tasa el incremento de delitos de robo de estos dispositivos en un 40%, lo que es un crecimiento brutal, y donde han tenido que hacer ya redadas contra mafias organizadas dedicadas al tráfico de iPhones & iPads, a pesar de que en algunos sitios, como La Policía de UK viera como en un intento de redada le devolvieran los teléfonos.

Esta atracción para el delito la hemos visto en casos como el del ladrón que robó el iPad de Steve Jobs, el camarero que se jugó su trabajo por robar un iPhone a una cliente o el del que pensó que era una buena idea robar un iPad en una feria de seguridad llena de cámaras de vigilancia.

Son muchos los casos de robos de estos dispositivos, y aunque hay casos fallidos, lo cierto es que los robos de los "tironeros" siguen siendo los más efectivos. Para frenar esto la Policia ha publicado un vídeo como el que podéis ver aquí en el que explican de qué manera tan rápida y sencilla se hacen con el terminal. Estos son los casos más complicados de resolver, ya que no da tiempo ni de ver al asaltante.


En el centro de Madrid se han visto muchos casos de grupos de jóvenes menores que, al amparo de la ley del menor, entran en los comercios del centro con la supuesta pretensión de conseguir una firma para apoyar una campaña o hacer una encuesta. El papel lo ponen con habilidad sobre el terminal que esté encima de la mesa y se lo llevan en una rápida carrera.

Figura 1: NYPD theft prevention form
La Policia de Nueva York ha creado un Formulario para la prevención del robo de dispositivos móviles, en el que, además de recoger información útil del dueño y del producto en cuestión, como el número de serie del terminal y el número de IMEI, enseña a los usuarios a activar los sistemas de localización en caso de perdida o robo y que la historia acabe bien, como la del ladrón que fue pillado por el servicio de backup online y Google StreetView.

Estos sistemas ayudan a evitar que los teléfonos robados no puedan utilizarse después de haber sido robados y, por supuesto, Apple lo hace con todos los dispositivos que tiene en sus tiendas Apple Store por todo el mundo, por lo que los que fueron robados en las revueltas de Londres o los iPhone 5 que han sido robados recientemente en las tiendas de Japón son bloqueados e inutilizados para su uso como terminales en las redes de telefonía.

Esto puede llevar a desagradables situaciones - como que te den un iPad de madera - si compras terminales robados, en garages, o al amigo de un amigo, ya que por mucho que estén en su caja, estos pueden ser banneados, como os explicamos en "Los peligros de comprar productos Apple robados". Por no hablar de que el estafado puede perder la cabeza, como el ciudadano chino que acuchilló al que le estafó con un falso iPhone.

La desesperación por conseguir uno de estos terminales lleva a cosas tan extremas, como alunizar una tienda Apple vestido de Ninja Blanco o a asaltar a una persona y a punta de pistola obligarla a comprarse un iPhone y luego robarlo - aunque en este último caso el "Genius" detectara la situación de tensión y llamara a la Policía.

Si tienes un smartphone o un tablet, ten mucho cuidado con él cuando circules por la vía pública, activa los servicios de Find My iPhone y anota los números de serie e IMEI para poder denunciarlo en caso de extravío o robo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Artículos relacionados

Otras historias relacionadas

Entradas populares