Menú principal

domingo, 19 de agosto de 2012

Informe de la resolución del robo del iPad de Steve Jobs

El pasado 17 de Julio, la casa de la familia de Steve Jobs en Palo Alto, fue asaltada por un ladrón que aprovechándose de unos días en que se estaban realizando reformas en la casa, después de que terminara la jornada laboral de los empleados, saltó por el muro, se hizo con una llave en el garaje y entró dentro de la casa.

Figura 1: Casa de Palo Alto de la familia Jobs

El ladrón se llevó de allí un par de iMacs, tres iPads - entre los que se encontraba el que usaba Steve Jobs, tres iPods, un collar, unos pendientes de diamantes de Tiffany's, una cartera negra con la licencia de conducir de Steve Jobs y algún que otra cosa más, para salir huyendo en su coche.

Figura 2: Vista parcial del informe de objetos robados

El ladrón, identificado finalmente como Kariem McFarlin, parece que tenía ganas de deshacerse rápidamente del material, ya que cuando REACT (Rapid Enforcement Allied Computer Team), un equipo de organizaciones de los cuerpos de seguridad especializados en los delitos relativos a computadores y tecnología entraron en contacto con Apple, pudieron constatar que uno de los números de serie de los iPads robados, había intentado conectarse al día siguiente a las 07:22 de la mañana para intentar reinstalar el sistema desde una dirección IP de Alameda, en la parte este de San Francisco.

Figura 3: Apple informó de la dirección IP de conexión del iPad de Steve Jobs

Analizando el Apple ID asociado a ese iPad robado, pudieron ver que el Apple ID se conectaba desde otros de los dispositivos robados, y que desde la misma dirección IP se estaban conectado otro Apple ID. La policía quería estar segura de que Kariem McFarlin era el ladrón, así que analizaron sus amigos en Facebook y pudieron comprobar que ese otro Apple ID correspondía con uno de los amigos del sospechoso.

Figura 3: Comprobación de amistad en Facebook con el dueño del otro Apple ID

La última comprobación que quisieron hacer fue que la dirección IP no permitía a una red comunitaria o a una conexión WiFi insegura, y tras descartar esta posibilidad, el 2 de Agosto, detuvieron al ladrón. En la cocina de su casa descubrieron uno de los iMacs robados, y tras detenerles y que el ladrón confesara, pudieron ir recuperar el resto de las cosas robadas.

Figura 4: Foto digital al About del iMac de la Cocina

La investigación completa del caso hecha por REACT está disponible en un Google Docs, con el que se pueden seguir todos los pasos de la investigación, así como los razonamientos y pruebas que se hicieron para concluir con la orden de detención del sospechoso. Solo por lo emocional que puede resultar, pensar que no se iban a tomar todas las medidas necesarias para recuperar el iPad que usaba Steve Jobs es de ser un ladrón muy necio y merece estar en el Hall of Shame de ladrones en modo EPIC FAIL.

Actualización: Al ladrón, al final, le han caído 7 años de cárcel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Artículos relacionados

Otras historias relacionadas

Entradas populares