Menú principal

jueves, 13 de abril de 2017

El Touch ID no es tan seguro como parece según unos investigadores de Nueva York

Los sensores de huellas digitales se han convertido en un elemento de seguridad muy presente en los Smartphone modernos. Con un toque de un dedo el dispositivo puede quedar desbloqueado y no se requiere más contraseña que nuestro dedo. Incluso, podemos pagar con nuestro Apple Pay y nuestro dedo. Siempre se ha estado luchando por demostrar la seguridad o no seguridad de este tipo de elementos. Investigadores de la Universidad de Nueva York y de la Universidad Estatal de Michigan sugieren que este tipo de elementos pueden ser fácilmente engañados a través de huellas falsas compuestas de características comunes. En el IEEE se puede encontrar su publicación.

En las simulaciones llevadas a cabo, los investigadores fueron capaces de desarrollar un conjunto de "MasterPrints" artificiales que podrían coincidir con impresiones reales similares a las utilizadas por los dispositivos hasta en un 65% del tiempo. Los investigadores no probaron estos datos con dispositivos reales, por lo que otros expertos han indicado que en condicones reales la tasa de acierto sería menor. Sin embargo, las conclusiones plantean un escenario lleno de preguntas sobre la eficacia de la seguridad de huellas digitales en este tipo de dispositivos. 

Figura 1: Huellas dactilares del estudio
Las huellas dactialres humanas son díficiles de falsificar completamente, pero los escáneres de dedos de los teléfonos son tan pequeños que sólo leen huellas parciales. Cuando un usuario configura este tipo de seguridad en un iPhone se toman entre 8 y 10 muestras o imágenes de un dedo para facilitar la correspondencia. Dado que un golpe de dedo debe coincidir con sólo una imagen almacenada para desbloquear el teléfono, el sistema es vulnerable a coincidencias falsas. Los investigadores afirman que es como si un usuario tuviera 30 contraseñas y el atacante solo necesitara acertar una para acceder a los contenidos. El Dr. Memon comentó que los hallazgos indicaban que si pudiera de alguna manera crear un guante con una MasterPrint en cada dedo, podría obtener entre el 40 y 50 por ciento de los iPhone dentro de los 5 intentos permitidos.

El estudio no es práctico, pero vuelve a abrir el debate sobre la seguridad de las huellas dactilares en este tipo de dispositivos. Lo que tenemos claro es que ayuda como un 2FA, pero quizá no como un solo factor de seguridad. Estaremos atentos desde Seguridad Apple a este interesante tema que se vuelve a abrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Proteger tu cuenta de Google y de Gmail con Latch Cloud TOTP #Latch #Gmail #Google

La semana pasada se liberó la nueva versión de Latch y nuestro compañero Chema Alonso hizo un repaso de todo ello en su artículo Latch ...

Otras historias relacionadas

Entradas populares