Menú principal

martes, 22 de mayo de 2012

La Policía Metropolitana Inglesa despliega un sistema piloto de extracción de datos de dispositivos móviles de detenidos

La Policía Metropolitana Inglesa ha implementado un sistema para extraer datos de los dispositivos móviles de los sospechosos en custodia. En una experiencia piloto de un año de duración, este sistema se ha desplegado ya en 16 ciudades, y podría llegar a utilizarse en todo el Reino Unido. Con él, más de 300 agentes serán entrenados para manejar la intuitiva y completamente guiada, con pantalla táctil, herramienta de escritorio de adquisición de datos desarrollada por la firma comercial forense Radio Tactics.

Figura 1: Aspecto del sistema

El sistema o kiosko, llamado ACESO, es capaz de extraer datos como el histórico de llamadas, los mensajes o la lista de contactos. Hasta ahora, para extraer estos datos, había que enviar los dispositivos a un laboratorio forense digital, para que se realizase un análisis forense, y esto podía tardar semanas.

Ahora con este nuevo sistema, se pueden extraer los datos utilizando los puestos desplegados en las propias comisarias de policía. Basta con conectar los dispositivos y extraer los datos, además el sistema permite salvaguardar los datos o imprimirlos. Si se desea más información del sistema, se puede visitar la web del fabricante Radio Tactics, y consultar la hoja de características.

Figura 2: Aspecto del sistema ACESO, desarrollado por Radio Tactics

Un portavoz de la Policía ha declarado a la BBC, que cuando un sospechoso es puesto en libertad, los datos extraídos de los dispositivos, son almacenados y manejados acorde a las políticas de gestión de datos del Servicio de la Policía Metropolitana (MPS), es decir, que se sigue el mismo tratamiento que con otros datos. Además cabe decir que esto es independiente de si se han presentado cargos o no.

Stephen Kavanagh, el Comisionado Adjunto del Servicio de Policía Metropolitana, ha declarado: “Los teléfonos móviles y otros dispositivos son cada vez más utilizado en todos los niveles de actividad criminal”. Con esto parece que queda justificado las 50.000 £ que ha costado los 16 terminales - durante un año - , y la formación de los agentes.

Grupos de derechos internacionales han descrito estas medidas como posible violación de los derechos humanos. Aunque según la Policía, la extracción de datos sólo se podría dar, en el caso de que hubiese suficientes sospechas, de que el terminal ha sido utilizado, o se haya visto implicado en alguna actividad criminal.

Según la portavoz de del grupo de Privacidad Internacional, Emma Draper, “Los planes de la Policía se limitan a dispositivos fijos en las comisarías, pero la tecnología portátil estaría disponible fácilmente. Examinar los dispositivos móviles, después de realizar un arresto es una cosa, pero utilizar esta tecnología en los registros y paradas realizadas en la calle de manera habitual, sería una expansión muy significativa y preocupante de los poderes policiales”.

Según Emma, “Es ilegal para conservar indefinidamente los perfiles de ADN de los individuos después de que hayan sido absueltos o liberados sin cargos, y las comunicaciones, fotos y datos de localización contenidas en los smartphones de la mayoría de la gente, es al tan valioso y tan personal como el ADN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Artículos relacionados

Otras historias relacionadas

Entradas populares