Menú principal

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Apple lucha por proteger los diseños del iPhone

Que gran parte del éxito de iPhone se debe a su diseño es innegable. Esta es una consigna en Apple desde siempre. En el lanzamiento de iPhone el diseño se mimó hasta el extremo y se cuidaron todos los detalles, llegando a guerras legales con cualquiera que se interpusiera en el camino de construcción de este dispositivo.

Primero por el nombre

En este camino Apple debió primero de luchar con Cisco por el nombre, ya que estos tenían una gama de teléfonos de VoIP que tenían justo ese nombre. Pequeño obstáculo para el largo trecho del éxito que aún le quedaba por delante. Sin embargo, sorprendiendo a propios y extraños, Cisco y Apple lo solucionaron amistosamente.

Luego a por los clones

Por supuesto, lo siguiente que se encontraría Apple serían todos aquellos que utilizarían la campaña de imagen del dispositivo para, clonando los diseños de iPhone, intentar colocar otros teléfonos móviles en el mercado. Así nacieron los clones de iPhone, desde el mismísimo día del lanzamiento.

Sin embargo, Apple tiene patentado, también, el diseño de iPhone y su interfaz, por lo que no es fácil para una industria, como la China que está acostumbrada a inundar los mercados, dejar que sus clones pasen las fronteras de muchos de los países occidentales. Estos pasos fronterizos tienen vetada la entradas a los productos que incumplen las patentes y, por tanto, la industria de los clones de iPhone no está pudiendo bañar las playas de estos países, tal y como les gustaría a los constructores de las copias.

Para ello, Apple está teniendo que defenderse en los tribunales chinos que quieren invalidar esta patente por ser "demasiado genérica". Con esto se intenta conseguir que la patente del diseño de iPhone no se válida, y así se de un paso más que acerque las copias, o dispositivos similares, a los clientes.

Y ahora los que se anticipan

La última historia de la lucha de Apple es contra todos aquellos que ya anticipan los movimientos de la compañía y se aprovechan de las ventanas de tiempo que aparecen. Este es el caso del iPhone 4 en blanco.

Desde hace tiempo, en Ebay, es posible conseguir kits de conversión para transformar un iPhone 4 negro en un iPhone 4 blanco que se diferenciará poco o nada del tan esperado dispositivo.

Estos kits los vende una chica americana, en concreto de New York, con un perfecto dominio del chino, que está importando desde proveedores asiáticos y consiguiendo hacer los sueños de muchos amantes de Apple realidad, al mismo tiempo que se carga el mercado de la compañía y gana dinero. Se estima que ha ganado más de 130.000 USD.

Por supuesto, a Apple no le interesa para nada esto, y lucha en Ebay para hacer quitar los anuncios y, al mismo tiempo, en los tribunales para detener este chorreo de copias ilegales de un producto que aún no existe. Y es que los diseños de Apple venden... y mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Artículos relacionados

Otras historias relacionadas

Entradas populares