Menú principal

martes, 31 de marzo de 2015

Las cookies secretas de Google le pueden salir caras en Reino Unido gracias a los Usuarios de Safari

Google será juzgado por
espiar a usuarios de Safari
Esto es un caso histórico en el que se podría dictaminar que Google puede es el responsable en el Reino Unido de haber realizado una acción en contra de la privacidad de los usuarios del navegador Safari de Apple. Los jueces han determinado que los daños contra los usuarios son claros ya que se hace un mal uso de la información privada por parte de Google. Un grupo conocido como los "Usuarios de Safari en lucha contra el seguimiento secreto de Google" quiere emprender acciones legales en los tribunales británicos, acusando a la compañía de Mountain View de eludir la configuración de privacidad del navegador para rastrear o trackear a los usuarios en línea y enviar anuncios de forma dirigida a los usuarios. 

En el pasado, Google ya fue multada con 22,5 millones de dólares por esta práctica tan impopular entre los usuarios después de que el Wall Street Journal destapara el escándalo de espionaje de Google a los usuarios de Apple Safari. Esta iniciativa en el Reino Unido es la primera a la que se enfrenta en este territorio. Lo curioso es que no ha sido una iniciativa por parte de ningún órgano gubernamental, por lo que llama aún más la atención. Un grupo de usuarios descontentos y que utilizan el dispositivo iOS, se han unido para luchar contra Google y llevarles ante los tribunales del país.

Figura 1: Privacidad en Apple Safari

Estas personas están animando a todo usuario de iOS y OS X ha unirse en la causa, ya que si utilizaron estos sistemas entre el verano de 2011 y la primavera de 2012 pueden denunciar a Google y hacer valer sus derechos en el Reino Unido. ¿Cuál ha sido la respuesta de Google? La respuesta ha sido intentar evitar en todo momento el juicio, asegurando que el caso no existe, ya que no se ha podido demostrar que ningún usuario hubiera sufrido perjuicio económico. El Tribunal de Apelación Británico no lo ha considerado así, por lo que la demanda irá hacia delante y Google tendrá que defenderse en un juicio en el Reino Unido. Estaremos atentos a este curioso caso, que podría convertirse en histórico en el Reino Unido.
Artículos relacionados

Otras historias relacionadas

Entradas populares