Menú principal

martes, 30 de junio de 2015

Condenas en el cibercrimen: Los delitos no salen baratos

El cibercrimen sigue en aumento con el crecimiento de las nuevas tecnologías y en pocos años nos hemos ido encontrando con un gran número de ejemplos. Además, la justicia se pone al día y vamos viendo como van cayendo condenas a los autores de los delitos, desde creadores de malware, exploits, botnets, ejecutores de campañas o creadores de servicios para el cibercrimen. Condenas que van desde pocos años hasta... la cadena perpetua.

Quizá la condena más histórica y mediática es la de la condena perpetua al creador de Silk RoadRoss Ulbricht se enfrentaba a una pena de 20 años mínimo, pero al final ha obtenido la peor condena posible en este tipo de casos, la cadena perpetua. Se cree que Ross consiguió alrededor de 100 millones de dólares con su política de quedarse con el 15% de la venta a modo de comisión. Se cree que consiguió juntar 174.000 bitcoins.  Silk Road marcó un hito en el cibercrimen y en cómo hacer mercados ilegales en la Deep Web. Esta es una de las razones que también pesaron en la condena, ya que según la jueza del caso Ross ha motivado a otros a realizar este tipo de acciones delictivas. Por ejemplo, el caso de The Real Deal, el cual es un supermercado para el cibercrimen en la Deep Web. En este tipo de tienda se vende de todo, desde exploits, tutoriales, cuentas y bases de datos robadas hasta una botnet de miles de máquinas.

Figura 1: Silk Road cae

Otra de las condenas más impactantes de los últimos años fue la de los 2 jóvenes rusos que llevaron a cabo la estafa de Oleg Pliss. En esta estafa se secuestraban dispositivos iOS y se pedía un rescate por ellos entre 50 y 100 dólares. Los usuarios más afectados se encontraban en las zonas de Rusia, Australia y Nueva Zelanda. Estos dos jóvenes fueron condenados a 4 años de cárcel.

Figura 2: Oleg Pliss Ransomware

Otra de las condenas impactantes es la del grupo de personas sospechosas de robar decenas de millones de dólares de cuentas bancarias privadas y corporativas. El grupo de personas también ruso, utilizar un malware que introducían en los equipos de las víctimas y hackeaban las cuentas bancarias. Una vez se obtenía esta información se hacían transferencias de dinero a cuentas ficticias. La condena ha sido de 10 años de cárcel. Se puede ver como las condenas por cibercrimen se están endureciendo, por lo que los usuarios que quieran delinquir tendrán que pensarse mucho lo que hacen, ya que pueden acabar con una condena muy voluminosa como en los casos que hemos repasado. En muchas ocasiones ganar dinero fácil es un gancho difícil de rechazar para muchos usuarios, pero ¿Merece la pena el riesgo?

2 comentarios:

Entrada destacada

En el futuro iPhone podrá recopilar biometría y fotos de los ladrones

Apple ha obtenido una patente el pasado jueves en la que se describe un método de almacenamiento de datos biométricos de un usuario no...

Otras historias relacionadas

Entradas populares