Menú principal

sábado, 11 de noviembre de 2017

Cuando el logo de Apple estaba boca abajo y como Hollywood cambió su orientación (a veces con pegatinas)

Cuando Steve Jobs volvió a Apple en 1997, aparte de tomar grandes decisiones que llevaron a la empresa de nuevo a ser competitiva en el mercado, también tomó algunas otras aparentemente no muy importantes pero sí con un gran impacto mediático. Una de ellas fue la orientación del logo en la tapa en toda la gama de los nuevos modelos de los portátiles PowerBook e iBook, el cual estaría boca abajo para un observador que estuviera en frente.

Apple tiene un sistema interno llamado "Can we talk?" donde cualquier empleado puede crear una discusión sobre el tema que le interese. Joe Moreno era un empleado de Apple por aquella época y se le ocurrió hacer la siguiente pregunta: "¿Por qué está el logotipo de Apple boca abajo en los portátiles cuando se abre la tapa?". Esta pregunta que no parece importante fue tomada muy en serio hasta tal punto que fue el departamento de diseño de Apple el que respondió directamente a Joe.


Figura 1. Steve Wozniak utilizando un PowerBook con el logo al revés. Fuente.

Resumiendo, respondieron que estaba boca a abajo porque lo dijo Steve Jobs, así de claro. Todos sabemos lo detallista que era Jobs (recuerda el caso de la estética de la placa base en el Macintosh) y este era precisamente un tema en el que estaba totalmente involucrado. Jobs ponía como explicación a la orientación del logotipo boca abajo que cuando un usuario se sentara en frente de un portátil Mac, el logotipo de Apple estuviera de cara a él, ofreciéndole la mejor experiencia de uso, sin importarle lo que pudiera pensar alguien que estuviera en frente y lo viera al revés.

Por otro lado, el equipo de diseño justificó un poco más esta decisión de Steve Jobs sobre la orientación del logotipo. Al parecer detectaron que si el logotipo estaba del revés cuando la tapa estaba cerrada y mirando al usuario, este intentaba constantemente abrir el portátil por la parte incorrecta, es decir, por la parte en la que el logotipo estaba bien orientado. Y así estuvo durante varios años hasta que un día, Steve Jobs, sorprendentemente, cambió de opinión.

Durante esa época, por los noventa, se empezaba a introducir publicidad directamente en el cine de Hollywood, donde las empresas solían pagar para que aparecieran sus productos o simplemente aparecían productos porque estaban de moda. Por lo tanto era muy habitual ver ordenadores portátiles Apple en las películas de cine. Estos eran modelos PowerBook e iBook los cuales tenían el logotipo del revés, boca abajo. Y este detalle llamó la atención del equipo de marketing de Apple, al cual no le hacía gracia que se vieran sus ordenadores con el logotipo en esa orientación lo cual podría confundir al espectador sobre la marca o simplemente daba mala imagen.

Figura 2. Fotograma de la película "Sex and the City". Fuente.

Como la decisión de la orientación del logotipo la había tomado el todopoderoso Steve Jobs, no se plantearon hablarlo con él para cambiarlo directamente en producción. Así que decidieron hablar con los productores de Hollywood para que estos colocaran pegatinas del mismo logotipo de Apple pero esta vez pero boca arriba, lo que personalmente creo que confundía aún más al usuario pero por lo menos la marca se veía correctamente, lo cual era el objetivo principal de la publicidad. 

El logotipo continuó en esta orientación boca abajo hasta los últimos modelos PowerBook, cuando por fin Steve Jobs reconsideró colocarlos tal y como los vemos hoy día. Parece que el problema del usuario al equivocarse de orientación para abrirlo era sólo temporal pero el problema del logotipo del revés estaría siempre ahí, dando más quebraderos de cabeza. Este es quizás uno de los pocos casos en los que Steve Jobs rectificó una de sus decisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Proteger tu cuenta de Google y de Gmail con Latch Cloud TOTP #Latch #Gmail #Google

La semana pasada se liberó la nueva versión de Latch y nuestro compañero Chema Alonso hizo un repaso de todo ello en su artículo Latch ...

Otras historias relacionadas

Entradas populares